Tema de Estudio que analizaremos este Sábado 13 de Junio a partir de las 17 horas

 

LA SEGUNDA VENIDA DE CRISTO

“Y estando ellos con los ojos puestos en el cielo, entre tanto que él se iba,
he aquí se pusieron junto a ellos dos varones con vestiduras blancas, 
los cuales también les dijeron: Varones galileos, ¿por qué estáis mirando al cielo?
Este mismo Jesús, que ha sido tomado de vosotros al cielo,
así vendrá como le habéis visto ir al cielo” Hechos 1: 10, 11

 

     La segunda venida de Cristo es uno de los temas más predominantes de la Biblia. En ella encontramos de forma directa o indirecta más de 300 referencias al regreso de Cristo.

     La promesa de despedida de Jesús mientras ascendía al cielo resuena aún. Aunque ya antes se había referido a ella, pero ahora, cobró una mayor importancia en los discípulos. Jesús no volvió a su Padre de forma secreta, sino que ascendió al cielo ante las miradas expectante de sus amados discípulos, quiénes se preguntaban, qué sería de ellos.

     El regreso de Cristo a la tierra es la gran promesa bienaventurada que esperamos como pueblo de Dios.

 

1.- ¿Cuál es el propósito de la venida de Cristo? Hebreos 9: 28;   San Juan 14: 3

 

     La misión de Jesucristo en su primera venida fue para morir y así garantizar la salvación a aquellos que le acepten como su Redentor. Su misión en la segunda venida es otra: Buscar y llevar al cielo a los que le han esperado pacientemente y a los que han muerto creyendo en él.

    Ante esta promesa de Cristo no podemos dudar, sino agradecer este amor tan grande de Él, no sólo redimirnos del pecado, sino anhelar tenernos con Él en el cielo. El podría llamarnos desde el cielo, pero prefiere venir personalmente, para conducirnos a las moradas eternas. 

 

2.- ¿Cómo vendrá Jesús en su segunda venida? Mateo 24: 30;    Apocalipsis 1: 7;   Lucas 9: 26

  

     La gloria de la venida de Cristo superará cualquier cosa que podamos imaginar. Él volverá en la gloria de sus ángeles, y con todo su poder. Vendrá de la misma manera en que se fue en ocasión de su ascensión, de una manera visible, literal, corporal, personal.  El vendrá literalmente en las nubes como un ser personal con un cuerpo de carne y huesos. Todas las naciones verán su regreso.

     Consideremos algunas pocas declaraciones relacionadas con este evento. Según La Biblia, cuando Jesús regrese a este mundo, vendrá:

  

  1. Con todos los ángeles (San Mateo 25: 31; San Marcos 8: 38)

  2. Con poder y gran gloria (San Mateo 24: 30; San Marcos 13: 26)

  3. Con voz de mando (1° Tesalonicenses 4: 16)

  4. Con voz de arcángel (1° Tesalonicenses 4: 16)

  5. Con gran sonido de trompeta (San Mateo 24: 31;    1° Corintios 15: 52)

  6. En la gloria de su Padre (San Mateo 16: 27; San Lucas 9: 26)

  7. En su propia gloria (San Lucas 9: 26)

  8. Con resplandor (2° Tesalonicenses 2: 8)

  9. En llama de fuego (2° Tesalonicenses 1:7, 8)

  10. Como el brillo de un relámpago (San Mateo 24: 27)

  11. Visiblemente —todo ojo le verá (Apocalipsis 1: 7)

 

     Como Jesús vino literal, visible, y personalmente en su primera venida, así también lo hará en su segundo advenimiento. Así como su primera venida cumplió las predicciones bíblicas al pie de la letra, así será en la segunda. Así como su afrenta en la cruz durante la primera venida fue literal y visible para todos; así también su gloria en su segunda venida será visible para todos. 

 

3.- ¿Qué gran acontecimiento ocurrirá cuando Cristo venga en las nubes? 1° Tesalonicenses 4: 16, 17

  

     La segunda venida de Cristo será un grande y glorioso evento para aquellos que lo reclaman como su Salvador especialmente para aquellos que dejaron a sus seres amados en el sepulcro con la esperanza de la mañana de la resurrección. Gracias a Dios, a la voz del arcángel y la trompeta de Dios, los muertos en Cristo serán resucitados en la gloriosa resurrección de la vida eterna.

     Los justos vivos también recibirán cuerpos semejantes al de Cristo en un abrir y cerrar de ojos y serán arrebatados para recibir al Señor en el aire.

     Notemos que Jesús no toca la tierra en su segunda venida. Los santos lo reciben “en el aire”. Por eso los hijos de Dios no caerán en los engaños ante cualquier engaño o falsa de que Cristo está en alguna ciudad de este mundo porque está profetizado de que aparecerán falsos cristos y que incluso harán grandes milagros (Mateo 24: 23 – 27), pero Jesús permanecerá en las nubes por encima de la tierra en su segunda venida y no la tocará.

 

NOTA

Los que predican el "rapto", enseñan que la aparición visible y audible de Cristo con poder y gran gloria, será antecedida algunos años antes por su venida secreta e invisible a la atmósfera de este planeta para arrebatar a sus santos, (rapto) mientras que el resto de los habitantes de la tierra continuará viviendo durante un período que se caracterizará por la “tribulación” bajo el gobierno del anticristo. Pero este pasaje, que según ellos describe la venida secreta, dice claramente que Cristo vendrá "con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios", lo que hace imposible que sea un suceso secreto. Además el argumento más poderoso es que el “rapto secreto” habla de un periodo de tiempo, después del supuesto arrebatamiento, pudiendo así, los que quedan acá, tener una segunda oportunidad.

Sin embargo, considerando lo que  se ha visto en este pequeño estudio, a la venida de Cristo, ya no habrá más tiempo de arrepentimiento, ni segundas oportunidades, por tanto, es ineficaz la doctrina del rapto y anti bíblica. Además ellos, introducen “la gran tribulación” en el lugar equivocado, ya que ese periodo ocurrió en la edad media, conocido también como los 1260 años de persecución a los cristianos.

TEMA DE ESTUDIO

SABADO 07 DE JUNIO

EL PAPEL DE LA LEY EN LA GRACIA

   

Uno de los conceptos más difíciles de comprender para los cristianos es la función permanente de la ley para los que son salvados por gracia. 

   

Si un creyente alcanza la justicia al aceptar el sacrificio inmaculado de Jesús en la cruz, ¿por qué todavía es necesario guardar la ley? Esta pregunta nos ofrece la importante oportunidad para expresar la gran verdad infalible:

   

“La Ley nunca tuvo la intención de proveer salvación; su función (después de la entrada del pecado en el Edén) era la de mostrar el pecado”

  

Al final, la cruz no niega la necesidad que tiene una persona de seguir la ley de Dios, así como el hecho de que alguien haya sido perdonado por exceder la velocidad máxima no quiere decir que pueda seguir haciéndolo.

A continuación, consideremos los siguientes enunciados:

  • La gracia y la ley no son opuestas; no se niegan la una a la otra. Por el contrario, están fuertemente conectadas. 

  • La ley, por cuanto no puede salvarnos, nos muestra por qué necesitamos la gracia. 

  • La gracia no se opone a la ley, sino a la muerte. 

  • Nuestro problema no es la ley en sí misma, sino la muerte eterna que resulta de violarla.

  • El apóstol Pablo nos advierte que seamos cuidadosos al usar el don prometido de la gracia como una excusa para pecar (Romanos 6:12, 15). 

 

  • Entonces, cuando el apóstol Pablo les dice a los cristianos que no pequen, básicamente les está diciendo: ¡Guarden la ley, obedezcan los Mandamientos! 

  • Consideremos lo que dice en 1° Corintios 7: 19 “La circuncisión nada es, y la incircuncisión nada es, sino el guardar los mandamientos de Dios 

  • El apóstol siempre exaltó la ley divina. Había demostrado que en la Ley no hay poder para salvar a los hombres del castigo consecuencia de la desobediencia.

  • Los que han obrado mal deben arrepentirse de sus pecados y humillarse ante Dios, cuya justa ira han provocado al violar su ley; y deben también ejercer fe en la sangre de Cristo como único medio de perdón”. Esto es gracia.

 

 

Analizando Romanos 10: 4: “el fin de la ley es Cristo”. 

 

  • Muchos automáticamente interpretan el texto como si dijera: “Cristo hizo que la Ley sea obsoleta”.

 

  • Sin embargo, esta lectura va en contra de muchas referencias, tanto en la Epístola a los Romanos como otras partes del Nuevo Testamento, que analizan la relevancia permanente de la Ley.

  • Como en el resto de la Epístola a los Romanos, el propósito de Pablo en estos versículos es demostrar la verdadera fuente de justicia. 

  • La Ley es un indicador de justicia, pero es impotente para que la gente se vuelva justa. 

  • El apóstol Pablo nos presenta una paradoja en Romanos 9: 31, 32 una paradoja: “Las naciones (gentiles) que ni siquiera se esforzaron por la justica la obtuvieron, mientras que Israel, que se esforzó por guardar la justa ley, no la logró. El apóstol no excluye a los judíos de la justicia; ni tampoco dice que todo no judío es justo; sencillamente, dice que la ley no le da la justicia a un pecador, sea este judío o gentil.

 

EXPLICACIÓN TEXTO “El fin de la ley es Cristo”

   

  • Los judíos eran celosos en servir a Dios, pero querían hacerlo con sus propias condiciones.

 

  • Tomaron un objeto de la revelación de Dios (la Ley) y lo confundieron con la Fuente de su salvación. 

  • Por buena que sea la ley, no lo es lo suficiente como para salvar a nadie. 

  • Porque en vez de hacer que una persona sea justa, le presenta su pecaminosidad; y así le hace ver de la necesidad de justicia (Perdón - gracia).

  • Entonces, cuando el apóstol describe a Cristo como el “fin” de la ley, no lo dice en el sentido de finiquitar, abolir o terminar la ley.

  • Sino en el sentido de ser la “meta” o “blanco” de la ley.

  • La ley conduce a Cristo cuando el pecador arrepentido lo busca para su salvación. 

  • La ley nos recuerda a todos que Jesús es nuestra justicia. El es el autor de la ley; él mismo la escribió.

 

A modo de conclusión

  

“La Ley nos revela el pecado y nos hace sentir nuestra gran necesidad de Cristo y de acudir a él en procura de perdón y paz. Cuando lo hacemos mediante la fe, experimentamos la gracia de Dios.

 

 

 

 

 

LA GRACIA DE DIOS

 

¿Qué es la gracia de Dios en la Biblia?

La Gracia es un regalo de Dios para todo aquel que cree en Jesucristo. Por lo tanto, al igual que la Fe, solo mediante ella seremos salvos. El siguiente estudio Bíblico profundizará más sobre este tema. Y este también nos llevará a estudiar ¿qué es la Justificación por la Fe en Cristo?

Tabla de Contenido:
1. ¿Cuál es el Significado de Gracia en Hebreo y Griego?
2. ¿Qué es la Gracia de Dios según la Biblia?

3. ¿Cómo obtener la Gracia de Dios?
4. ¿Cuál es la Diferencia entre la Ley y la Gracia?
5. Ejemplos de la Gracia de Dios en la Biblia.

 

1) ¿Cuál es el Significado de Gracia en hebreo y griego?

  

El término más utilizado para definir “Gracia” en el Antiguo Testamento era el Hebreo “Hen”, mientras que en el Nuevo Testamento era el Griego “Charis”. Estos términos originalmente significan “favor” o “bondad”, en especial si esta ha sido ganada sin merecerla.

2) ¿Qué es la Gracia de Dios según la Biblia?

   

     La Gracia de Dios en la Biblia se usa para describir unos de los principales atributos de Dios
(1° Pedro 5:10). Esta Palabra se usa para indicar el favor gratis o inmerecido de Dios para con el hombre (Romanos 3: 24-26, Efesios 2: 8-9). Otra forma de describir “La Gracia”, es que Dios escoge bendecirnos en lugar de maldecirnos, mediante la fe en el sacrificio de Cristo en la Cruz.
     El primer ejemplo de Gracia que encontramos en el Antiguo Testamento, es como Dios sacrificó un animal para cubrir el Pecado de Adán y de Eva (Génesis 3: 21). Siendo esto sombra del Sacrificio de Cristo en la Cruz por los pecados de la humanidad y la máxima revelación de la Gracia Divina (Juan 1:14, 17).
     El Creyente experimenta la “Multiforme gracia de Dios” en gran variedad de circunstancias, como la salvación (Efesios 2: 8-9), santificación (Efesios 6:14, 19, 22), servicio (2° Corintios 2: 9) e incluso en nuestra debilidad (2° Corintios 12: 9).
     La Gracia de Dios no tiene límites y concede salvación para todos los que se acercan a Dios por medio de Jesucristo.

 

3) ¿Cómo obtener la Gracia de Dios?

   

     Existen muchos, entre creyentes nuevos y no creyentes, que se hacen esta preguntan de “¿Cómo obtener la Gracia de Dios?“, por esta razón he querido responder esta pregunta. Y  la verdad es que no hay forma, ni esfuerzo humano para ganarse el “Favor de Dios”, pues la mismas escrituras dice que “nuestra justicia es como trapo de inmundicia” (Isaías 64:6). Por esta razón la Carta a los Efesios nos explica que La Gracia es un regalo de Dios y que únicamente se obtiene por la Fe en Jesucristo.
     "Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe" (Efesios 2:8-9).

 

4) ¿Cuál es la Diferencia entre la Ley y la Gracia?

   

     La diferencia más relevante entre la Ley y la Gracia, es que La Ley era de obras, mientras la Gracia es por fe. Durante los tiempos de la Ley el Pueblo de Israel estaba obligado a guardar toda la Ley que Dios dio a Moisés, mas con la venida de Jesucristo, Dios extendió su gracia para todo aquel que creyera en aquel a quien había enviado como propiciación por nuestros pecados (Juan 1:17, 3:16, 1:12).
     Sin embrago, aunque la Ley era de obras, todavía podemos ver su Gracia en el Antiguo Testamento, cuando Dios constituyó un sistema de sacrificios en El Tabernáculo, permitiendo de esta manera que el pecador pudiera acercarse a Él por medio de la expiación de sangre. Enseñando de esta manera la Gracia venidera por medio del Sacrificio de Cristo en la Cruz.
Pues la ley por medio de Moisés fue dada, pero la gracia y la verdad vinieron por medio de Jesucristo (Juan 1:17).

 

5) Ejemplos de la Gracia de Dios en la Biblia

   

    Son varios los Ejemplos de la Gracia de Divina en la Biblia. A continuación citaremos 5 de ellos.

   

  • Adán y Eva desobedecieron a Dios, sin embargo, vemos su gracia, cuando permitió una manera para ser perdonados, por medio del sacrificio de un animal. Vistiéndolos con sus pieles, para que no se sintieran desnudos y avergonzados por su pecado.
    Y Jehová Dios hizo al hombre y a su mujer túnicas de pieles, y los vistió (Génesis 3: 21).

 

  • La Biblia también nos dice que en los días de Noé la tierra estaba llena de maldad y los pensamientos del hombre eran solo para mal (Génesis 6: 5). Pero aunque todos eran malos, Dios buscó a alguien, porque Dios quería Mostrar su gracia. "Pero Noé halló gracia ante los ojos de Jehová". (Génesis 6: 8).

 

  • Por la Gracia Dios escogió a un hombre llamado Abraham, para que por medio de su descendencia dar perdón y salvación por gracia a la humanidad (Génesis 18: 1-5).
    Bendeciré a los que te bendijeren, y a los que te maldijeren maldeciré; y serán benditas en ti todas las familias de la tierra (Génesis 12: 3).

 

  • Por su Gracia, también Lot, fue salvo de ser destruido junto con Sodoma y Gomorra.
    He aquí ahora ha hallado vuestro siervo gracia en vuestros ojos, y habéis engrandecido vuestra misericordia que habéis hecho conmigo dándome la vida (Génesis 19: 19).

 

  • Cuando leemos el capítulo 3 de Éxodo, vemos que Moisés al principio no quería servir a Dios. Pero sin embargo, Dios le muestra su gracia a Moisés y lo preparó para sacar a su pueblo de Egipto.
    "Y dijo Moisés a Jehová: Mira, tú me dices a mí: Saca este pueblo; y tú no me has declarado a quién enviarás conmigo. Sin embargo, tú dices: Yo te he conocido por tu nombre, y has hallado también gracia en mis ojos. Ahora, pues, si he hallado gracia en tus ojos, te ruego que me muestres ahora tu camino, para que te conozca, y halle gracia en tus ojos; y mira que esta gente es pueblo tuyo. Y él dijo: Mi presencia irá contigo, y te daré descanso" (Génesis 33: 12-14)

Corporación Iglesia Evangélica La Nueva Jerusalén de Dios - Decreto Supremo N° 1740